Me llamo Eva Sánchez y soy la fundadora y CEO de Espacios Singulares.

Como vas a tratar conmigo me gustaría que conocieras un poquito mi recorrido y cómo he llegado hasta aquí.

Desde siempre he sido una apasionada del diseño y especialmente de la arquitectura efímera. Mis años de juventud los pasé como escaparatista. Empecé con 19 años haciendo los escaparates de Cortefiel en su centro de Puerta del Ángel en Barcelona. Después me uní a Mango en el departamento de escaparatismo con el cual viajaba por España y más tarde por Europa implantando el tema mensualmente en todas las tiendas de la zona asignada. También tuve la oportunidad de inaugurar varias tiendas fuera de Europa y fue entonces cuando mi pasión por los viajes y el diseño se unieron para no volver a separarse. Decidí entonces lanzarme a la aventura y me marché a Londres. Allí tuve la gran suerte de formar parte del equipo de Levi Straus como Visual Coordinator. Mi trabajo consistía en aplicar en la Flagship la campaña de marketing presente en los medios de comunicación durante ese mes. Fue uno de los cargos más excitantes que se pueda conseguir para una amante del diseño aplicado al comercio. Allí aprendí a encontrar los objetos y a resolver las cuestiones más insólitas como por ejemplo recrear un escenario de Chinatown o conseguir y transformar un coche fúnebre de los años 60 americanos.

Además de mi trabajo en los escaparates debía asegurar que la experiencia de compra de los clientes fuera lo más sencilla y complaciente posible. Sin embargo descubrí un problema con el que se encontraban la mayoría de los visitantes «el género de la tienda estaba tan perfectamente colocado y doblado que impedía a los clientes tocar, probar, sentir el producto» y fue así como se me ocurrió usar los ganchos de carnicero con el fin colgar las prendas de una manera informal que eliminara esa barrera frente a los clientes. Tanto éxito tuvo el sistema que todavía hoy se ve aplicado en infinidad de tiendas sportware, cosa que me llena de satisfacción.

Tras mi experiencia en Londres me trasladé a Toulouse dónde durante 2 años me dediqué a formar el equipo de escaparatismo para Induyco France. Al volver a España cursé mis estudios de interiorismo en Bau y antes de finalizarlos ya estaba sumergida en el mundo de las ferias… Pero la historia a partir de aquí ya lo conocéis.

Ways to Hang

Kung Fu

Daytrippers